En un acto celebrado en la sede regional de la CONADI se hizo entrega de los productos resultantes de una investigación sobre el Juego en los Pueblos Originarios de Magallanes, realizada durante 2017 por académicos y estudiantes de la carrera de Educación Parvularia. Se trata de un proyecto que fue postulado al Concurso de Difusión Cultural de los Pueblos Originarios de Magallanes, que ofreció la CONADI en 2017. Fue postulado por Patricia Maldonado y Pedro Alberti del Departamento de Computación e Informática de la UMAG y la académica Mirna Pizarro de la carrera de Educación Parvularia. Esta última  estuvo a cargo de la investigación a través de tesis realizadas con las estudiantes de Educación Parvularia. “Partimos en 2005 a estudiar este tema, junto con la actual decana de nuestra facultad Anahí Cárcamo y con ex alumnas. Ahora hacemos entrega del producto de nuestra investigación, que consiste en un libro con algunos elementos lúdicos y de juego de los distintos pueblos originarios de Magallanes, que también está en formato iBook para que tenga mayor difusión. Incluye una caja con algunos juguetes recortables como motivación para los niños”, señaló Mirna Pizarro. Para la académica el objetivo de este proyecto es homenajear a los pueblos originarios y difundir su cultura a través del juego, que es un patrimonio histórico regional y uno de los temas menos tocados. “Como carrera de Educación Parvularia pretendemos hacer una difusión masiva en la región, entregando el material a todas las instituciones y también esperamos integrarlas a todas para poder hacer un trabajo más consistente. Lo que nosotros queremos es que esto tenga una permanencia, porque este no es un tema simple, se trata de la sabiduría de los materiales nobles, la capacidad de representación de lo lúdico y el sello identitario”, recalcó Mirna Pizarro. Para el Nelson Aguilera, director de la CONADI en Magallanes, la evaluación del proyecto en particular es altamente satisfactoria. “Como hemos podido apreciar la calidad de los productos como los aprendizajes adquiridos en el proceso ha sido realmente notable. Y ha sido un aprendizaje significativo para el equipo investigador que estuvo detrás de esta iniciativa. Surgen a partir de este proyecto varias inquietudes e iniciativas potenciales que se podrían desarrollar en el futuro, orientadas tanto a la formación de niños en educación prebásica y eventualmente también de educadoras párvulos en el mismo contexto de la Universidad de Magallanes, incorporando conocimientos y saberes tradicionales”, afirmó el director. Para Nelson Aguilera este proyecto brinda una plataforma complementaria a lo que ha desarrollado la CONADI en los últimos años, en términos de generar más material didáctico y de apoyo para la educación formal tanto en básica y prebásica. “Estamos muy contentos y con altas expectativas de lo que pueda ocurrir en el corto plazo”, concluyó.